Archive | Miscelánea RSS feed for this section

Jesca Hoop – ‘Murder by Birds’: la niñera que todos quisiéramos tener

13 Jul

De vez en cuando un servidor, ávido de nuevas músicas, encuentra perlas que sorprenden y enamoran. A mí me pasó la semana pasada.

Buscando entre archivos de Elbow (cuyo nuevo disco, ‘Build A Rocket Boys!‘  revisaremos a fondo en breve) por Youtube, encontré una colaboración de su cantante, la ‘anti-estrella’ pop Guy Garvey, con una desconocida a mis oídos, una tal Jesca Hoop. La canción , cuyo nombre es ‘Murder By Birds’, es una deliciosa composición folk en un trío formado por Hoop, Garvey y una guitarra. Y si hay algo que destaca de ella, es la voz aguda y cristalina de la solista, ínitma, con un rango vocal de notas agudas que impresionan.

Realmente suena como una canción de cuna…y ahí viene la sorpresa que esconde esta señorita. Criada en el norte de California, entre sus primeros trabajos encontramos el de niñera de los hijos de Tom Waits (!!!). Quizás la influencia de este último, quien describe sus canciones como ‘nadar en un lago por la noche’, ahuparía la carrera musical de Jesca Hoop, que ya tiene en su haber un par de LP’s (esta canción pertenece al ‘Hunting My Dress’), y ya ha sido telonera de gente tan importante como Mark Knopfler, Eels, o los anteriormente citados Elbow.

Así pues, esperad a que sea de noche, apagad las luces, cerrad ventanas y dejaos arropar en la cama por vuestra nueva niñera. Felices sueños.

Dream pop : de unos gemelos llamados Cocteau a los chicos de la casa en la playa

11 Jul

Dentro de los muchos estilos que podrás encontrar en el mundo del pop / rock existe uno que nos transporta a lo etéreo, a la nocturnidad, a los sueños: el dream pop.

El género, cuyo término es atribuido a los ingleses A.R. Kane, nace de la evolución del post-punk hacia nuevos sonidos más intimistas y soñadores durante los 80 en Inglaterra. Delays y eternas reverberaciones , mezclados con toques electrónicos distinguían ese sonido,  curiosamente capitalizado mayormente por mujeres, aunque con sonadas excepciones. 

Si tenemos que buscar el porqué del dream pop, quizás debieramos fijarnos en el primer gran grupo del género, los Cocteau Twins:

Otros grupos desaarrolarán este género atmosférico y ensoñador, como The Passions, Lowlife, o los anteriormente mencionados A.R.Kane, aunque la mayoría tendrían un efímero éxito durante los últimos 80 y primeros 90.

El género empezaba a fragmentarse, y iba dando paso a nuevos sonidos y estilos de marcada tendencia indie, como el shoegazing (término surgido de las palabras shoe (zapato) y gazing (mirar hacia el suelo), que refería a aquellos grupos que actuaban mirando hacia el suelo, evitando el contacto visual con el público). My Bloody Valentine, Levitation o Sonic Youth mantenían algunas características del dream pop añadiendo más agresividad y más guitarras al concepto. Pocos grupos mantendrían el purismo de aquellos primeros grupos. Quizás durante los 90 la más sonada excepción fue Mazzy Star. Esta formación, y más concretamente las actuaciones en solitario de su líder, Hope Sandoval (con sus Warm Inventions), llevaron hasta el extremo más acústico e íntimo sus canciones, como vemos en ‘Suzanne‘:

El paso de los 90 hacia el nuevo milenio multiplica los subgéneros y arrincona el dream pop hacia una influencia más que una tendencia, sólo prevaleciendo en temas esporádicos de la escena indie. Flaming Lips, Mercury Rev, PJ Harvey, o incluso los más comerciales REM (sobretodo en su disco Up) o Coldplay (en su debut Parachutes) nos concedían pequeñas dosis de sueños. También la música electrónica era un pequeño refugio en canciones como ‘All I Need‘ de Air o ‘Teardrop‘ de Massive Attack.

Y así llegamos a nuestros días. En una época donde se aprecia una recuperación revival de los 80, el dream pop resurge de sus cenizas y agrupa una serie de nuevos valores que recuperan la herencia de los primeros ”conquistadores” y evolucionan el género hacia una nueva tendencia. La sensualidad de Wild Beasts, el intimismo de The XX, los originales Grizzly Bear son ejemplos de la riqueza de la nueva hornada del new dream pop. Pero quien encarna todo esos valores originales llevándolos a nuevos hitos no son otros que Beach House (que por cierto veremos en concierto el 28 de julio en el Poble Espanyol de Barcelona). La combinación de su estilo ochentero, la voz andrógena de Victoria Legrand, y una guitarra lisérgica nos teletransportan de nuevo a los Cocteau Twins, cerrando así un círculo de casi 30 años de éxitos de un género que vuelve a estar en plena actualidad: el dream pop.